Cómo sustituir un neumático

Cómo sustituir un neumático

  • Aparque el vehículo en un lugar llano y alejado del tráfico.
  • Active las luces de emergencia y cualquier otro dispositivo de señalización que deba utilizar según el código de circulación en su zona (por ejemplo, el chaleco reflectante y el triángulo de señalización de emergencias) para garantizar su visibilidad en el tráfico.
  • Inmovilice el vehículo colocando algún soporte –como por ejemplo trozos de madera o ladrillos– delante y detrás de alguna rueda que no vaya a cambiar, para evitar que el vehículo se desplace y ganar así en estabilidad.
  • Busque la rueda de repuesto y el gato. Si no sabe dónde está, consulte el manual de usuario.
  • Coloque bien el gato para asegurarse de que se encuentra en la posición adecuada y evitar ocasionar daños al vehículo. Una vez más, consulte el manual de usuario si no está seguro de dónde colocarlo.
  • Comience a elevar el vehículo manteniendo el contacto con el suelo (sin elevarlo del todo).
  • Retire los tapacubos o las cubiertas centrales para poder acceder a las tuercas de la rueda.
  • Haga girar las tuercas de la rueda con una llave de cruceta en sentido contrario a las agujas del reloj.
  • Termine de elevar el vehículo para extraer la rueda fácilmente deslizándola hacia fuera. Antes de hacerlo, deberá asegurarse de que el gato se encuentra en una posición estable.
  • Coloque el neumático de repuesto e inserte las tuercas de la rueda en las posiciones correctas.
  • Apriete las tuercas de la rueda ligeramente a favor de las agujas del reloj con la llave de cruceta. CONSEJO: asegúrese de que las tuercas de la rueda quedan apretadas pero sin aplicar demasiada fuerza, ya que el coche puede caerse al desplazarse el gato.
  • Baje el gato del todo hasta que el vehículo vuelva a apoyarse sobre sus cuatro ruedas.
  • Apriete bien las tuercas de la rueda con la llave antes de continuar la marcha. Asegúrese de apretarlas con todas sus fuerzas.
  • Deténgase para comprobar que las tuercas siguen apretadas tras conducir algunos kilómetros.